5 (100%) 1 vote

No puede faltar en  este blog sobre cine y series uno de los grandes genios de lo audiovisual en España; Narciso Ibáñez Serrador y sus “historias para no dormir”. Probablemente es mas conocido por el programa concurso “1-2-3, responda otra vez”, pero el trabajo de este gran comunicador es mucho mas amplio; desde películas como “¿quien puede matar a un niño”, hasta series como esta “historias…”, su obra es de lo mas interesante y admirada, al menos por un servidor, de aquella época.

Esta serie de terror fue emitida por primera vez en el año 1966, empleando sistemas de filmación inéditos en España en aquellos años. En la primera etapa se ofrecieron capítulos con guiones propios, escritos por el propio “Chicho” (como se le conoce popularmente) bajo el seudónimo de Luis Peñafiel, con adaptaciones de Ray Bradbury o Edgar Allan Póe. Contó con actores como su propio padre, Narciso Ibáñez Menta, gran actor ideal para este tipo de historias; también estuvieron Carlos Larrañaga, Lola Gaos, Agustín González, Marisa Paredes y otros, en sus primeros trabajos.

Historias para no dormir en blanco y negro.

La segunda etapa se emitió en 1967-68, con el mismo formato en blanco y negro. He de decir que a mi, particularmente y visto hoy, me parece que le da un ambiente especialmente apropiado, consiguiendo una atmósfera inquietante, jugando con las sombras y las luces. Los guiones siguieron siendo propios y adaptaciones de clásicos.

En 1982, se realizo la ultima etapa de “historias para no dormir”. Esta vez se grabo en vídeo y hay quien considera que esto disminuyo la calidad; para mi no es así, sigue manteniendo el ambiente requerido en sus cuentos; Quizás el paso del tiempo sea el que pone su velo en las imágenes, haciéndolas mas tenebrosas.

Historias para no dormir, afectada por los prejucios de la época.

Años después “Chicho” intento continuar con la serie, pero el proyecto se cancelo por el mismo, al no contar con directores que quisieran dirigir para televisión. Una cosa que llama poderosamente la atención en nuestros tiempos. Nadie dudaría hoy en rodar para la televisión u otras plataformas.

Si os decidís a ver los capítulos de esta serie(cosa que por supuesto os aconsejo), diré para empezar que algunos de ellos parecen estar echos para estos tiempos, en los que el publico quiere capítulos no muy largos, no superando los 25 minutos de duración. Otros en cambio, son mediometrajes (ya casi nadie los hace), pequeñas películas con una calidad indiscutible, como el capitulo “el trapero”, emitida en la ultima temporada, con el tema de la consciencia y la relación padres/hijos como telón de fondo. El no tener una duración fija hace que tuviera plena libertad para crear la obra. De esta manera los relatos duran lo que tienen que durar, sin imposiciones de la productora, sin relleno sin sentido para alargar el material.

Cabe señalar también la época en la que se emitió; plena era franquista. Según el propio autor, las autoridades no se fijaban mucho en las producciones de terror, de manera que consiguió tratar temas tan peliagudos para la época, como el maltrato a la mujer, religión y supersticiones, moral,burocracia, ¡hasta pone en entredicho al capitalismo! ; a donde vamos a llegar. Esta ultima idea la expone en “el ultimo reloj” o “el televisor”, ya en la democracia este ultimo, pero que todos sabemos es un tema que genera polémica. Incluso me atrevería a decir que, en capítulos como “el televisor” o “el asfalto”, se anticipa a males de nuestro tiempo, o quizás de todos los tiempos;la soledad del individuo. Por cierto, de estos capítulos no diré nada mas que para mi son los mejores. Y no os dejéis engañar por los decorados de cartón piedra de “el asfalto”(inspirados en dibujos de Antonio Mingote); realmente es un capitulo duro.

El aspecto técnico es el de la época.

Es cierto que no todos los capítulos han aguantado bien el paso del tiempo. Algunos como “la espera” deben ser vistos con indulgencia, debido a que los aparatos que se ven están mas que obsoletos. O “la promesa” y , en general en toda la serie, cuyo maquillaje no es de lo mejor que vas a ver. Hay que tener en cuenta, siempre que se ve arte audiovisual de un cierto tiempo, los medios de que se disponían en aquel entonces, ademas del presupuesto y otras consideraciones. También se abusa, a mi parecer, de las tormentas en los relatos con tintes góticos; de acuerdo que son ideales para este tipo de historias pero, ¡es que en esos sitios siempre hay tormenta!.

Las historias para no dormir con un fino toque humorístico.

Quiero también hacer incapíe en el fino humor negro de casi todas las presentaciones de los capítulos (al mas puro estilo Hitchcock, como el propio Narciso admitiría); para mi, el terror sin humor no se entiende, y en este caso es un humor fantástico.

Una observación mas; La obra de Narciso Ibáñez Serrador esta repleta de personajes infantiles, e “historias para no dormir” no es una excepción. Es posible que quisiera contradecir a su admirado Hitchcock.

También quisiera destacar el que posiblemente fue el primer fake de la historia de nuestra televisión; descubierto al instante por el propio “Chicho”, hace una reflexión sobre los medios de comunicación mucho antes de que aparecieran las redes sociales. Cuando veas los capítulos sabrás cual es.

Ah, y que no se me olvide; si buscas los capítulos en youtube, ten en cuenta que hay muchos vídeos que toman el nombre de la serie o similar, pero NO son de la serie de Narciso Ibáñez Serrador; y el capitulo “el regreso” tiene un corte sobre el minuto 5.

Más sobre Historias para no dormir y Chicho Ibañez Serrador.

Historias para no dormir y otras directas a tu casa.

 

¿Ya habías visto esta serie española de culto?. Pues dinos que te parece. Puede que nuestra comunidad esté esperando a conocer tu opinión. Mientras puedes enterarte de más cosas acerca de las series clásicas en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *