Los juicios de Nuremberg. Ahora que vuelven.

Los juicios de NúrembergEn 1961 y en E.E.U.U. Stanley Kramer dirige “Judgment at Nuremberg” (Los juicios de Nuremberg) , con guion basado en el caso real Katzenberger, expuesto en la serie Playhouse 90 de la CBS. En la película, Maximillian Schell y Werner Klemperer hacen los mismos personajes que en la serie. El resto del reparto, sencillamente impresionante; Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richard Widmark, Marlene Dietrich…..etc.

4 Jueces Alemanes son juzgados por ser cómplices con el estado Nazi. La película retrata el juicio hasta su veredicto. El juez que lleva el caso, Dan Haywood (Spencer Tracy), recopila información no solo en el juicio si no también hablando con Mrs. Bertholt (Marlene Dietrich).

Los juicios de Nuremberg no es ningún panfleto.


Se podía pensar que una peli Americana en esa época (que carajo, en todas) seria un panfleto anti-nazi y pro americano; nada mas lejos de la realidad. Los hechos, contextos, historias personales y opiniones de cargos políticos como de ciudadanos son expuestos sin caretas, sin prejuicios.

Por eso es menester fijarse bien lo que proponen los partidos políticos antes de subir al poder.

Cabe decir que las citas son históricas, no es ficción, como no lo es el caso real antes mencionado, el caso Katzenberg, (Feldestein, en la peli) en el que los juzgados nazis condenaron a un pequeño comerciante judío por tener relaciones con una chica de 16 años. A muerte.

Los derechos humanos son el telón de fondo, sin ellos, por mucho que nos creamos en posesión de la verdad, no valemos nada.

Responsabilidad, consciencia, intenciones, todos son elementos que deben ser tratados con mucho cuidado; sobre todo cuando aseguramos, casi sin pestañear, que hay “elementos” que no tienen los derechos mas fundamentales, como son el derecho a ser defendidos, pero también a la salud, a la vivienda, al trabajo, a la comida………………A LA VIDA.

Por que tengamos presente que, el mayor y mas inflexible de los jueces, somos nosotros mismos.

Lo cual no debe alejarnos del concepto de justicia (que no de ley), y, preservando los derechos antes mencionados, practicarla y asumirla, con critica pero también con convicción. Reconsiderar conceptos, normas y por su puesto leyes, es también tarea de jueces, abogados, fiscales y como no ciudadanos.

una vez condenado a la cárcel se puede estar tranquilo, sereno, incluso feliz………y hasta libre.

Pero ciertas palabras, cierto sentido de las palabras, pueden ser una losa que pese en nuestras mentes lo que nos quede de vida.

Cualquier parecido con la realidad es mera repetición histórica.

Los personajes de la película pueden ser cualquiera, incluso tu.

No pero, la historia no está condenada a repetirse, bueno…………………….ALLÁ TU.

Más sobre Los juicios de Nuremberg.

Y hasta aquí nuestro articulo de hoy. Esperamos que te haya resultado útil y entretenido. Si tienes algún comentario, duda o sugerencia, no dudes en hacerlo en la zona destinada para ello un poco más abajo. Prometemos contestar a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: