Macartismo

Macartismo, de la censura a la persecución.

La historia del macartismo está pegada a la historia del país que inventó el cine tal y como hoy lo conocemos.

En un artículo anterior hablamos del código Hays, un código de conducta que censuraba películas Americanas y del resto del mundo; hoy, le toca el turno al Macartismo, termino que se utiliza en referencia a las acusaciones de deslealtad, subversión o traición a la patria, sin un proceso justo como se demostró mas tarde, y que vosotros seguramente conoceréis como “caza de brujas” en Hollywood.

Así que, si te interesa el cine y la historia, sigue leyendo.

La historia del Macartismo.

Entre 1950 y 1956, el senador Joseph Mcarthy fomento un proceso de declaración, acusaciones, denuncias, interrogatorios y listas negras contra personas acusadas de ser comunistas. Por supuesto contó con detractores, el mas fervoroso Edward R. Murrow, periodista televisivo muy a favor ( como no puede ser de otra manera) de la libertad de expresión.

Pero también contó con el beneplácito de la industria del cine, que negaba trabajo a los acusados. Entre estos acusados estaban los diez de hollywood (entre los que estaban, por ejemplo, Dalton Trumbo, guionista y director de “Jhony cogió su fusil”) y una “lista negra” compuesta por Bertolt Brecht, Lauren Bacall, Gregory Peck, Kirk Douglas, Burt Lancaster, Gene Kelly y muchos otros.

Por otro lado, había “chivatos”; Edward Dmytryk, que tras ser encarcelado por 6 meses confeso, se arrepintió y proporciono una lista de 26 compañeros. Otros nombres famosos de “confidentes” fueron Walt Disney, Elia Kazan, Sterling Hayden,…….Etc,etc.

La persecución salpicaba verdaderos genios.

Mención especial de esta caza de brujas, en la que esta inspirada “las brujas de Salem” de Arthur Miller de 1953, es la persecución a la que fue sometida Charles Chaplin. Un ejemplo de esta y de la sinrazón a la que se llego fue su interrogatorio:

-¿Que quiso dar a entender cuando en un discurso dijo “camaradas”?.

-Exactamente eso. Busque la palabra en el diccionario. Los comunistas no tienen la exclusiva de esa palabra.

Genio hasta el final.

Si queréis saber los nombres de los perseguidos, la lista negra y los diez de Hollywood, y de los que denunciaban, al final del articulo os los pongo.

Así que como veis, no solo la censura es el único método para controlar el arte y la cultura de un país; cuando no es suficiente (ya vimos en el anterior articulo que con imaginación puedes encontrar un resquicio) se recurre a la difamación, la persecución, la cárcel, lo que sea para que la gente no pueda expresarse.

Por cierto, fue la misma justicia la que puso fin a estas persecuciones, ya que se perdió el favor popular y la denuncia de Jhon Henry Faulk a una empresa que se dedicaba a encontrar posibles comunistas que termino ganando, finiquitó el Macartismo.

En la actualidad, hemos vivido casos de humoristas que van a juicios, raperos en la cárcel, actores que no encuentran trabajo por decir sus ideas en voz alta (o por organizar huelgas, como ellos mismos han contado), etc. Quizá no sea justo comparar una época con otra, pero de todos depende no llegar a esos extremos; recordad que el Macartismo contaba con la simpatía de la población, una población que al grito de “COMUNISTAS” se lanzaban al linchamiento. Y si así no te parece……………..ALLÁ TU.

Más sobre el macartismo:

Y hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, espero que te haya entretenido e ilustrado un poco, no pretendemos mucho más. Si tienes algún comentario, duda o sugerencia no dudes en hacerla en la zona más abajo. Prometo contestar a todo. Mientras tanto puedes seguir leyendo Exorcista Digital, nuestro blog de cine y series.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *